Ahora que ya empieza el bueno tiempo ¿quién no tiene ganas de sacarle partido a esa terraza que tenemos y aprovecharla al máximo? Aquí tenéis las claves para tener una terraza de 10 y sacarle el mayor provecho. Y no, no importa el tamaño.

Antes que nada os vamos a dar dos ideas, una para terrazas grandes con piscinas y otras para terrazas (con/sin piscina) donde el tamaño es mediano / reducido pero seguro que aprovechable.

1. Elegid un pavimento para exterior.

Terraza Grande.

Sentarnos a elegir el suelo es más importante de lo que parece. Debe tener dos características: que sea resistente y que sea antideslizante –sobre todo si tenemos piscina y/o en nuestra ciudad llueve con asiduidad-.

Otro factor a tener en cuenta es si necesitará o no mantenimiento y  si está expuesta muchas horas al sol, aquí es donde tenéis que sopesar la funcionalidad y durabilidad.

Un suelo que no requiere mantenimiento ninguno es el pavimento cerámico. Sin embargo, una tarima de madera (sea o no sintética) o moquetas de césped artificial conllevará un mantenimiento en mayor o menor medida.

Pongas el suelo que pongas seguro que aciertas y con un poco de decoración serás la envidia de los vecinos.

foto 1

 Terraza Pequeña.

En este caso tenéis varias opciones: dejar el pavimento que trae la propia terraza, poner tarima de madera siempre empleando el tratamiento adecuado e incluso colocar un poco de césped artificial que en invierno podéis recoger y guardar en el trastero.

Eligiendo cualquiera de estas opciones os quedará muy reconfortante.

punto 1c

2. Buscad u textil que resistente estar al aire libre.

Tanto el mobiliario como los textiles son dos de los elementos que más personalidad le darán a vuestra terraza.

La elección de colores y materiales serán la clave para que obtenga el estilo con el que os sentís más identificados.

Los muebles de madera requieren de un mantenimiento que con los sintéticos os lo ahorráis, así que si no disponéis de cubierta para protegerlos mejor que lo tengáis en cuenta.

Los textiles deben ser de exterior, tiene que venir bien especificado en las características porque os arriesgáis a cambiarlos asiduamente o bien tener que estar guardándolos prácticamente a diario ya que el simple relente del amanecer os puede estropear el tejido.

Aun siendo de exterior, recomendamos que cuando termine la temporada de aprovechar la terraza, si disponéis de un arcón o baúl los guardéis cuando no los vayáis a utilizar.

punto 2a punto 2b

  3. Utilizad lámparas para exterior

Dar luminosidad a los exteriores es un tema que hay que tatar con cuidado y si es necesario, poneros en manos de profesionales.

Los componentes deben estar preparados para la exposición a las inclemencias meteorológicas y tienen que superar unos estándares de seguridad establecidos por la normativa vigente.

  foto 2

4. Colocad elementos que te protejan del sol   

Dependiendo de la vistas que queráis potenciar o tapar, así como del tamaño de la terraza, debéis valorar si os hace falta elegir unos elementos tales como biombos, celosías, sombrillas, pérgolas o similar.

Son sumamente útiles para crear espacios independientes y crear ambientes inigualables.

Así que tienen doble función: tapar aquello que no os apetece ver y os protegen del sol y posible viento o lluvia. Recordad que siempre debéis elegir elementos que permitan anclarse al suelo/pared o que tengan una base con peso considerable para que el viento no pueda levantarlo.

La seguridad siempre debe ser lo primero.

4a 4b

5. Añadir adornos, detalles, plantas a vuestra terraza 

Esta es la parte que más no gusta. Aquí podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y poner la terraza totalmente a vuestro gusto con una buena combinación de colores en los adornos y por supuesto alguna que otra planta que dan mucha alegría a la terraza.

Da igual que sea grande o pequeña, con una buena elección y algo de verde os quedará de 10!!

foto 4

6. Solo os queda disfrutarla.

Ahora que ya lo tenéis todo listo, con la decoración a vuestro gusto y todo tal como lo habías soñado hace tiempo, DISFRÚTADLA.

Sentaos, relajaos con un buen libro, una taza caliente de café o té, una cena en buena compañía, una copa de vino o un buen combinado. Vivid vuestra terraza y aprovechadla mientras el tiempo os lo permita. No hacen falta muchos metros para ser feliz.

Os esperamos en el siguiente post.

REHABILITACIONES LEGO

comercial@rehabilitacioneslego.es